Milenio

Todos los derechos para todas las familias

La Corte Interamericana de Derechos Humanos dio a conocer hace unos días la opinión consultiva OC-24/17, en la que se pronunció sobre la consulta planteada por Costa Rica, en torno al alcance de la protección que la Convención Americana sobre Derechos Humanos brinda, por un lado, a las solicitudes de cambio de nombre para coincidir con la identidad de género de las personas y, por otro, a los derechos patrimoniales derivados de vínculos entre personas del mismo sexo.

Dicha opinión es de la mayor relevancia para la protección de los derechos humanos en la región, en tanto establece el alcance de los compromisos contraídos por los Estados Parte del tratado. Partiendo de que la orientación sexual, así como la identidad y expresión de género son categorías protegidas por la convención y que, en consecuencia, existe una prohibición de discriminar con base en dichos criterios, la Corte Interamericana estableció que el trato diferenciado entre las parejas heterosexuales y las del mismo sexo en cuanto a la forma en que pueden formar una familia es contrario a la convención y que, por ello, los Estados deben garantizar el acceso de dichas parejas a todas las figuras existentes en las legislaciones internas —incluyendo el matrimonio— para asegurar la protección de todas las familias, independientemente de su conformación…

Ver artículo completo