Milenio

En defensa del Sistema Interamericano

El Sistema Interamericano de protección de los derechos humanos se ha enfrentado, desde sus inicios, a cierta desconfianza y resistencias. El mandato supranacional de los órganos que lo integran —particularmente la posibilidad que tiene la Corte Interamericana de condenar Estados por violaciones a la Convención Americana sobre Derechos Humanos— hacen que la efectividad del sistema descanse enteramente en el compromiso y los esfuerzos nacionales, lo que de suyo lo coloca en una posición vulnerable. Desde hace algún tiempo, una ola de cuestionamientos y críticas por parte de movimientos políticos y religiosos, aunada a una crisis financiera y a la dificultad para obtener el cumplimiento a las sentencias de la Corte Interamericana, colocan nuevamente al sistema en una coyuntura complicada…

Ver artículo completo